Credito prendario: qué saber

También conocido como “crédito pignoraticio” (del latín pignoratitius que quiere decir “prenda”) el credito prendario es aquel préstamo que se concede una vez que el solicitante ofrece una garantía (la prenda) o algo de valor mueble. La denominación usual en castellano para este tipo de accionar es “empeñar” aunque también se puede usar “prendar”.

Ese bien empeñado o prendado queda depositado en la entidad financiera, de crédito, acreedora o prestamista como garantía de que el solicitante cumplirá su obligación. En caso de que el deudor no pague en tiempo y forma el banco (o la empresa en cuestión) la prenda se vende o subasta para satisfacer el pago del préstamo.

El origen del credito prendario se remonta al siglo XV al Norte de Italia, más precisamente en los montes de piedad que fueron creados por los franciscanos. Cuando alguien se veía obligado a pedir un préstamo debía pagar intereses muy altos (mayores al 200% en muchos casos) lo cual hacía que los campesinos, pequeños comerciantes y artesanos vieran encarecidos sus ingresos.

Por lo tanto se les otorgaba el credito prendario sin tantos intereses pero basados en una prenda que debían dejan en garantía. De esta forma podían obtener dinero y lo pagaban en cuotas acordes a sus capacidades.

Otra opción dentro de este tipo de préstamo que se usa bastante en España y México es cuando el deudor garantiza el pago de un crédito ofreciendo una prenda (o pignoración) sobre la póliza de seguro de vida. Así en caso de no abonar por completo puede “sacarse” dinero de su seguro. Incluso en algunos casos dentro de las cuotas se paga un porcentaje que corresponde a un seguro para la empresa prestamista para garantizar recibir el dinero prestado.

Características del credito prendario

Este préstamo personal consiste en prestar dinero de la siguiente manera: el prestamista ofrece a su cliente una cantidad de dinero equivalente a un porcentaje del valor del bien mueble, que puede ser por ejemplo una casa o un carro. Por lo general es el mismo bien que el cliente quiere comprar y para el cual pide el préstamo.

Se realiza un contrato prendario en el cual no se puede constituir ninguna otra prenda sobre el bien en cuestión a menos que se autorice lo contrario. En la mayoría de los casos la prenda es fija (sobre los bienes) y también sobre mercaderías o materias primas en caso de que el solicitante tenga una empresa.

Durante todo el tiempo que transcurre el credito prendario el bien queda en poder del deudor sin embargo su uso está limitado. Es decir que no puede venderlo por ejemplo. Y en caso de hacerlo primero se debe pagar la deuda contraída. Además existe la obligación de conservarlo en buen estado.

En este tipo de créditos se usa mayormente el sistema de amortización francés. En el mismo se pagan cuotas a tasa fija (iguales) o bien con una variación en relación a la tasa que haya sido valorada por el mercado financiero (si es con tasa variable).

Al inicio del crédito se paga una proporción menor de capital más el interés y a medida que van avanzando las cuotas se va invirtiendo. Para el final del préstamo se paga más capital que intereses (aunque la cuota siga siendo la misma o muy similar).

Antes de solicitar un credito prendario es fundamental conocer todas las condiciones impuestas por la entidad así como también las condiciones, los requisitos y los intereses que se cobrarán. Pero sobre todo es importante leer bien los documentos para saber sobre gastos adicionales y cómo se llevará a cabo la entrega del título de propiedad del inmueble o el vehículo.

También se recomienda consultar sobre los gastos adicionales que intervienen en el préstamo. No hay que olvidar que las condiciones pueden ser más exigentes que en otros tipos de créditos. Una vez que se hayan cancelado todas las cuotas se debe pedir al acreedor que cancele la prenda y entregue la escritura o título de propiedad para poder disponer del inmueble según lo creamos adecuado.

Para poder pedir un credito prendario es fundamental no tener deudas de ningún tipo. Por lo tanto si tienes que saldar un préstamo personal puedes usar nuestra plataforma de micropréstamos online.

Solicita ahora y recibe tu dinero a las 15:39

Recibir Dinero