Creditos para construccion

Parece cada vez más difícil conseguir creditos para construccion en México incluso aquellos que son ofrecidos por el gobierno. Ya sea para levantar una nueva habitación o un baño o incluso para construir una vivienda de cero las cosas no parecen tan sencillas como parecen.

Los creditos para construccion en nuestro país toman la impronta del conocido sistema bancario que hasta hace poco tiempo ofrecía a los clientes el sistema de créditos hipotecarios para comprar una casa “ya construida”.

Por medio de estos servicios los bancos ayudaban a parte de la población a tener su primera vivienda, algo que parece una utopía para varios. Estas prestaciones permitían a los clientes con un ingreso estable aspirar a la tan esperada y ansiada “casa propia”.

Sin embargo en la actualidad no es tan sencillo acceder a estos tipos de créditos ya que los bancos toman muchos recaudos al momento de aceptar las solicitudes incluso de clientes que llevan años en la empresa.

Miles de mexicanos dejaron de ser comprendidos dentro del perfil elegible para un crédito hipotecario. Los ingresos mínimos requeridos parecen ser inalcanzables. Y si a eso le sumamos los requisitos necesarias para operar en el sistema bancario en general nos damos cuenta de que los préstamos para casas son sólo para un puñado de personas.

Tomar créditos a largo plazo y a una baja tasa (como es el caso de los hipotecarios) es algo restringido por los propios bancos. Es por ello que el gobierno surge como una alternativa al subsidiar los creditos para construccion. Así más mexicanos tienen la opción de recibir el préstamo y tener vivienda propia.

Una excelente manera de dejar de alquilar, para comenzar a formar una familia, para tener un bien inmueble, etc estos créditos son estupendos. Otra de las características interesantes de los creditos para construccion es que las cuotas son accesibles, es decir que el monto mensual difiere según cuanto dinero por mes gane el o los solicitantes (en el caso de ser un matrimonio).

Los créditos para construir viviendas en México son muy convenientes y a diferencia de los hipotecarios son más accesibles. Claro está que no es lo mismo comprar una casa ya terminada que tener que erigirla desde los cimientos porque para eso se necesita como primera instancia un terreno y además una construcción por mínima que sea tarda por lo menos 6 u 8 meses. En ese período la familia estará pagando el alquiler del lugar donde habitan más el crédito que han sacado para construir su vivienda. Quizás esto no es posible para muchos.

Pero más allá de ello (existen soluciones como por ejemplo vivir con los padres unos meses o mudarse a una casa más pequeña por un tiempo, incluso construir lo básico y seguir con la construcción después de la mudanza) lo interesante de los creditos para construccion es que son una solución para las personas que no tienen los recursos financieros suficientes para comprar una casa.

El gobierno está ofreciendo este servicio con un criterio más selectivo. Anteriormente las personas con menos recursos no podían siquiera pensar en una posibilidad como esta. Sólo aquellos con mejor poder adquisitivo accedían a los préstamos. Ahora esto está cambiando.

El Estado se ha dado cuenta que más allá de un criterio económico los créditos deberían seguir un criterio solidario. Por ello ha designado recursos para solucionar los problemas de una mayor parte de la población. Ahora más mexicanos podrán tener una vivienda digna y decorosa sin necesidad de ser adinerados o millonarios.

Uno de los objetivos del gobierno es reducir la situación de precariedad en que muchos habitantes del país se encuentran. Por ello los creditos para construccion sirven para aquellos que quizás tienen una vivienda pequeña para que puedan ampliarla o reformarla para vivir más dignamente.

La falta de higiene y el hacinamiento son un problema muy grave. Se pueden sanear a través de políticas responsables y ofreciendo soluciones adecuadas para cada familia según su situación.

Los créditos para construir están pensados para personas que ya tienen algo construido pero necesitan ampliar o mejorar las condiciones de la vivienda.

En nuestro portal ofrecemos soluciones para aquellos que quizás tengan deudas o cuotas de préstamos de consumo sin pagar. Una vez cancelados esos compromisos es más fácil acceder a un crédito mayor que permita construir una casa digna. No dudes en consultarnos.

Solicita ahora y recibe tu dinero a las 11:18

Recibir Dinero